NUESTRO EFECTO AXE

“No puedes actuar congruentemente de una manera que no es congruente con la forma en que te ves a ti mismo”

Dr. Joyce Brothers

b212837850

Mucho se ha hablado del efecto AXE y su campaña en las cuales su fin principal es atraer personas y ponerlas a los pies de quienes lo usan, incluso en Estados Unidos un caballero demandó a la marca por no atraer mujeres como en sus comerciales lo dice.

Viniéndome mucho más acá, a nuestra latitud, observo de muchas maneras a las personas con las que suelo compartir cualquier espacio, ya sea laboral, personal o social, y he llegado a la conclusión que todos tenemos un efecto sobre los demás, como también lo afirma la escritora Sonia González en su libro EL EFECTO, muchas veces no estamos conscientes de tenerlo, pero inconscientemente y hasta sin ganas tenemos un efecto en los demás, bien sea Positivo o Negativo.

Escribiendo sobre esto podría decir que existen personas altamente negativas que contaminan todo a su alrededor, con sus palabras, con sus gestos e incluso con sus silencios, quizás para ellos es normal mantenerse en ese estado que genera un impacto negativo a su alrededor, en todo lo que hacen les va mal, generan relaciones destructivas viendo el medio y las personas que lo rodean como un enemigo, al cual deben atacar sin ningún tipo de compasión. En mi región tienen varios nombres Caja de pollitos (se quejan mucho) puente roto (nadie los pasa) entre otros.

Te pregunto ¿qué pensaría el niño que fuiste del adulto que hoy eres?

Ahora bien, también está el otro lado de la moneda que son aquellas personas que tienen un efecto positivo sobre los demás, este efecto va mucho más allá de una sonrisa incluso se crea en el contexto donde el silencio es el marco que adorna las situaciones, personas que buscan colaborar, aprender y aplicar, siendo honestos e invitando al crecimiento desde el hacer más que de las palabras.

Siguiendo el contexto, he encontrado organizaciones donde sus líderes toman muy poco en cuenta el efecto que tienen sus palabras y su proceder en el equipo que lideran, debemos informarles que el clima de una organización o de una casa lo genera quien lo lidera.

Jamás he pensado en el que debemos a caerle bien a todo el mundo, te invito a que te pares en el espejo y te preguntes si realmente la persona que allí se refleja es la que verdaderamente sale de su hogar todos los días a emprender acciones, de no ser así, te recomiendo que despiertes la inteligencia comunicacional para saber qué transmites y cómo hacerlo llegar a los demás.

Los buenos líderes que he conocido tienen excelentes competencias conversacionales y aprendieron con el tiempo a ser sinceros pero jamás impulsivos, porque les puede quitar credibilidad.

Tu efecto es tu marca y es la pieza clave de una gran personalidad.

¡Todo lo mejor para ti!

Aprender a decir “Eso está bien”

“Madurez es lo que alcanzo cuando ya no tengo necesidad de juzgar ni culpar a nada ni a nadie de lo que me sucede.” Anthony de Mello

Sin duda alguna la dinámica del día a día nos lleva a caminar sobre diferentes vías de los cuales tenemos la opción de aprender, o de solo ser un caminante más, en este andar podemos encontrarnos con situaciones que nos generan estrés y hasta nos pueden sacar de foco, pero he aprendido que independientemente de lo que suceda, lo que nos ayuda a superar cada situación, está relacionado mas con el aceptar que con el entender.

Hay cosas que por muy poco sentido que parezcan tener, son, y aunque nos afecten, debemos aprender que tal y como sucedieron, ¡debían pasar! aceptando lo acontecido, como un gran aprendizaje y la oportunidad de construir un futuro mejor basado en la elaboración de un mejor presente.

Contamos con herramientas, aprendizajes e información abúndate a nuestro alcance que nos podrían ayudar a la generación de un lenguaje más constructivo y positivo, es nuestra decisión contextualizarlo o generarlo, sustentado en la creación de una mejor realidad, por eso he escrito estas tres frases:

Entender que como le pase al otro está bien: es darnos cuenta que cada quien tiene una historia, tiene una realidad, tiene un ritmo diferente y que esto lo lleva a vivir una vida según lo que aprendió, quizás haciendo honor a sus abuelos, padres o amigos, antes de reaccionar de la manera menos adecuada es mejor respirar profundo y montarnos sobre la ola que pasa para surfearla en equilibrio.
Generar un lenguaje positivo ante las situaciones: en algunas ocasiones he tenido la oportunidad de conocer personas altamente negativas, reacias a cualquier posibilidad de mejoras, y ante cualquier oportunidad comúnmente suelen huir y detenerse ante lo desconocido, hasta llegar a justificarse y excusarse con discursos bien fundados en su realidad. El entender que el lenguaje abre y cierra puertas, genera realidades, atrae cosas buenas o malas y hasta puede sanar conflictos, verbalizando lo que se siente, lo que se quiere y lo que se visiona. Mi recomendación, enfoca tu lenguaje, tus palabras y tus frases desde lo que quieres, escúchate, piensa positivamente, reúnete con gente positiva que le dé un valor agregado a tus conversaciones, evita el juzgar y hacer supuestos, total , estos no existen, un lenguaje mejor estructurado y alineado con acciones enfocadas crearán una mejor realidad.
Aprender a decir “Eso está bien” esta frase es autoría de una de mis grandes maestras Diry Navas, confieso que esta, me ha costado más de cien horas de aprendizaje, y en términos económicos es mejor no decirlo. Ustedes se preguntarán, ¿cómo una frase tan corta puede causar tanto impacto?, pues, lo mágico de esta frase esta en utilizarla en el momento adecuado, en el lugar preciso, con las personas idóneas y la acción indicada, quizás de inicio te parecerá sin valor, pero cuando se haga parte de tu lenguaje y lo utilices en situaciones personales, te vas a dar la oportunidad de aceptar, ser un observador diferente , abrirte a sentir y escuchar que hay detrás de lo sucedido , y hasta podríamos aprender como dijo PO en la película Kung Fu Panda II “ El equilibrio y la paz interior se logra soltando los hombros y los brazos “ Verbalizar “ Eso está bien”, libera tensiones.
El aprender a tomar consciencia de la frase “eso está bien” desarrollará un mayor nivel de pensamiento, donde aceptamos al otros desde su verdad, generando un valor del lenguaje que encierra en sí mismo, genio, fuerza y magia.

¿Qué tanto nos parecemos a Ironman?

Imagen

“El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal”

León Tolstói

Quienes hemos visto todas la películas de Ironman nos damos cuenta que es un tipo egocéntrico, millonario, genio, playboy y filántropo, pero que en cada película va desarrollando su lado humano, hoy después de ir al cine y ver la tercera película, debo decir que el personaje de Tony Stark representado por Robert Downey Junior es una gran muestra de actuación y se ha ganado mi admiración.

De ésta he tomado algunas enseñanzas, las cuales dejo para reflexión de otros, a mencionar:

Equilibrio: Ironman es un tipo bastante impulsivo que toma decisiones epilépticas sin medir consecuencias, pero detrás de este gran hombre de hierro existe un personaje llamado Pepper Potts (su hermosa acompañante) que lo ata a la realidad y va digiriendo cada una de la ideas que puede tener para llevarlas a cabo, lo motiva a seguir, lo cuida, le da ese toque inteligente y  de  equilibrio con sus conversaciones y actos, que una dama nos debe brindar cuando está a nuestro lado.

Convicción:Ironman en todas sus películas siempre ha creído en su potencial y en lo que es capaz de ser, algunas veces con miedo, pero asumiendo con Valor sus dudas desde el hacer y la preparación. Afrontar con Convicción y Valor las situaciones nos ayuda encontrar respuestas. No existe camino que podamos emprender con éxito si la convicción no es nuestra compañera.

Descubrimiento: Una de las últimas líneas de la película es cuando Tony Stark dice: “me di cuenta que la armadura siempre fue un capullo para protegerme de los demás, me podrán quitar mis juguetes y mi dinero pero  siempre seré Ironman, he aquí la pregunta, ¿Ser o Aparentar?  el aparentar ser, es una muestra de que quizás no sabemos de dónde venimos, al saberlo, simplemente somos sin que nada más valga, encontrando el Equilibrio de nuestra identidad, desenrollando esos nudos que por mucho tiempo fuimos tejiendo,Convenciéndonos de que la fuerza de nuestra identidad le da valor a nuestras creencias y capacidades, Descubriendo que pase lo que pase y donde pase siempre voy a ser yo.

¡Todo lo mejor siempre para ti!